Fecha:16-11-2020Ranking:1.998.208Favorabilidad: No Definida
Fuente:El Proa OnlineAutor:
Tema:Noticioso Regional  
Título:Artistas sanantoninos trabajaron con la Orquesta Clásica de la Universidad de Santiago en “Historia de un Soldado”
 

El actor Diego Chamorro y la bailarina Valeria Morales fueron convocados por la compañía Tryo Teatro Banda, la Orquesta Clásica de la Universidad de Santiago y su director titular, Nicolás Rauss, para poner en escena “Historia de un Soldado”, de Igor Stravinsky, obra escrita durante la primera Guerra Mundial sobre un soldado que vende su alma a un diablomercado.

Sobre cómo nace este proyecto y su participación en el, Chamorro relató que, “los chicos de la orquesta hicieron una invitación a gente muy específica, por interno, dentro de eso llegó a oídos de Daniela Ropert, que es compañera de trabajo de la compañía Tryo Teatro Banda, que es una compañía que este año cumplió 20 años y de la que formó parte.

Nosotros tenemos un repertorio de 12 obras, hemos viajado por todo Chile, fuimos a España el año pasado, este año íbamos a ir dos veces de nuevo por el aniversario y bueno con la pandemia todo se tuvo que postergar o cancelar.

Pero Daniela de pronto mandó la invitación que estaba haciendo la Orquesta de Cámara de Música Clásica de la Universidad de Santiago, dirigida por Nicolas Rauss; esta invitación se la hizo llegar a Francisco Sán-chez, que es el director artístico de Tryo Teatro Banda y en un momento yo estaba acá en mi casa, haciendo unos arreglos y me llama Francisco quien me dice que le proponían de la orquesta que hiciéramos esta obra de Igor Stravinsky, que es del tiempo de la primera guerra mundial y la peste española, querían montar la obra con chicos de la universidad.

Ellos tenían un repertorio clásico y estaban tocando distintas obras, pero de pronto se abrieron a la idea de hacer un trabajo con una compañía de teatro y les pareció trabajar con Tryo Teatro Banda”. Para sacar adelante la idea, eran tres los actores que se requerían, siendo uno de ellos Sebastián Vila, que cuenta con una larga trayectoria, incluyendo La Negra Ester en que estuvo a cargo del rol protagónico por mucho tiempo, quien además es director de varias de las obras de Tryo Teatro Banda. A él se sumó el mismo Francisco Sánchez, quien quedó a cargo del personaje principal, siendo Diego Cha-morro el actor a cargo del tercer personaje. “Entonces, a mí se me ocurrió, como estaba en San Antonio, que podría ensayar más fácilmente con Valeria Morales, que es una bailarina de acá.

Yo sabía que era muy prestigiosa en su carrera, porque ella es muy metódica, es una bailarina que trabaja mucho, que está 24/7 pensando en la danza; entonces la invité y ella aceptó”, añadió el actor sanantonino.

Fueron varios meses de ensayo para estos artistas, quienes tuvieron que adecuarse a la modalidad online, con sesiones a través de Zoom, “lo que fue una cuestión muy rara, de ensayar algo por Zoom, viendo los textos, todo lo que teníamos que hacer, inventando las escenas, pero no nos podíamos ver, ni tocar. Ya en septiembre pudimos tener un espacio de una semana para tener un espacio físicamente entre todos.

Ahí nos pusimos de acuerdo con la orquesta, que son 7 músicos más el director Igor Stravinsky, que es el compositor de esta pieza, quien hizo un trabajo que es histórico porque en ese tiempo empieza el Jazz como tendencia y él hace que la música clásica, que eran orquestas de 100 músicos, la reduce a 7 músicos porque estaba la peste española en ese momento.

Eso también es coincidencia porque justo hoy en día estamos con esta pandemia, y con la peste española los músicos tuvieron que salir a la calle a tocar porque la gente no iba, entonces ellos tenían que ir a tocar a las calles y él se reúne con Ferdinand Ramuz, que es un escritor y entre los dos arman esta obra, que es Historia de un Soldado, la cual también hace una crítica a la primera guerra mundial, siendo algo muy interesante porque es un contexto similar a lo que está pasando; entonces, Igor Stravinsky tomó los instrumentos necesarios y armó un set de batería, siendo la primera vez que en la música clásica se ocupaba un set de batería, esta es una obra muy estudiada por la gente que estudia música clásica en conservatorios”, explicó Diego Chamorro. Asimismo, el sanantonino explica que a pesar de que en principio se pensó que la obra podría ser presentada en vivo, “se modificó completamente y se hizo una especie de filmación audiovisual, como de cine.

Estuvimos grabando alrededor de dos semanas en la Universidad de Santiago, en los distintos lugares, recorriendo la universidad”. Chamorro destaca además la relevancia que ha tenido participar en este proceso de adaptación de una obra tan importante como Historia de un Soldado.

“Es una experiencia bellísima porque generalmente uno ve mucho su área, yo veo mucho el teatro, pero no voy a ver danza o tampoco voy mucho a música clásica y ellos son muy de juntarse, conocer su mundo, los bailarines también, son mundos aparte.

Entonces, poder congregar a las distintas artes en esto es muy bonito porque finalmente el lenguaje artístico se aúna gracias a Stravinsky en la emoción que tiene, por ejemplo, un acorde musical a mi me entrega una amplia gama de sensaciones que son muy teatrales, porque Stravinsky es muy teatral y en la danza también.

Así que es muy interesante lo que se genera, todas las artes empiezan a convivir en este lugar, además en la sala que ensayamos, que es el teatro de la Universidad de Santiago, es donde estuvo Víctor Jara días antes de morir, ahí lo tomaron preso; entonces ese lugar tiene un tema emotivo muy grande. El personaje que hace Francisco, está vestido de militar chileno, cambiamos el texto, se hizo una adaptación y ya no es un pueblo de Europa, sino que es de Ercilla.

Además se empieza a crear un dialogo entre todos a partir de este tema político, de lo que ha pasado con el estallido social, entonces es muy enriquecedor ver como son las visiones de ellos como artistas y como uno puede opinar desde la danza, la música y el teatro”, comentó el artista local.

Esto también se enmarca en un tiempo que el arte en general ha tenido que buscar otras formas de seguir llegando a la comunidad y mantener su creatividad debido al Covid, que ha obligado a dejar de hacer las actividades regulares. “Hemos tenido que reinventarnos; a mí no me gusta mucho eso, porque como uno es de teatro le gusta la experiencia en vivo, a mi no me ha llamado la atención lo audiovisual. Pero se hace necesario también mostrar y hacer algo, estar presente y estar contando y relatando algo.

Entonces ha sido una experiencia súper bonita, en todos los sentidos; aparte estar cinco meses encerrado, ensayando por Zoom, a distancia, lo que es una cuestión muy rara y de pronto vernos, además tener ensayos en los que cuando uno se ve con los compañeros dan ganas de abrazar, pero tampoco se puede por lo de distancia.

También actuar a distancia, todos los ensayos fueron con mascarillas, los músicos cada no a un metro de distancia, el teatro estaba vacío, que actuar en un teatro vacío es algo también chocante, pero generalmente todos creo que pudimos tener un poco más de esperanza y sentirnos más contentos con lo que está pasando”, concluyó.

 www.litoralpress.cl